Un argentino apasionado por mostrar la verdadera África

Justo Casal llegó a Kenia como hijo de diplomático, pero eligió por sus propias inquietudes establecerse en Nairobi. Junto a su mujer keniata impulsan el intercambio comercial y turístico entre África y Latinoamérica.

Dejó Argentina por una beca para jugar al golf en Estados Unidos, estudió en Birmingham y vivió en distintos países de América, aunque los caminos de la vida lo llevaron a conocer África, donde empezó comprometerse con tareas relacionadas con la problemática de los campos de refugiados a través de Naciones Unidas.

Junto a su pareja, una joven keniata que paradojicamente conoció en Buenos Aires, Justo Casal se quedó en Nairobi para canalizar toda su pasión por unir culturas, generar vínculos y terminar con los estereotipos sobre lo que mayormente se difunde de África.

A través de la empresa Merging Mundos, Justo y Zaynah generan convenios comerciales, realizan afaris, ayudan a la la comunidad Maasai de Lenkisem en las afueras del Parque Amboseli y se ocupan especialmente de mostrar una realidad diferente de una región que tiene mucho para ofrecer.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, Justo Casal pintó un amplio panorama de su visión sobre África y mostró su compromiso por comprender profundamente a las comunidades locales y su cultura.