Un argentino en Finlandia que ya no piensa en la pandemia

El chef Carlos «Kunta» Fallo disfruta de su tiempo en familia en un país donde ya no se habla del coronavirus. Junto a su mujer, una finlandesa con alma latina que conoció en Costa Rica, aprovechan cada día en casa a full.  

Cuando vivía en Buenos Aires solía viajar por distintas ciudades del país, pero cuando miraba el mapa le resultaba inquietante ver que el mundo era un poco más grande que los límites del territorio argentino. Es por eso que cuando un amigo le ofreció una oportunidad en Costa Rica no lo dudó y decidió partir. Allí montó su propia panadería y se dejó envolver por ese particular estilo de vida despreocupado que resultaba tan seductor.

Fue en Costa Rica donde Carlos conoció a Thea. Un argentino aventurero y una finlandesa con alma latina (que ya conocía otras culturas de habla hispana) se fusionaron en una relación que derivó en una hermosa familia que sentó las bases en una ciudad cercana a Helsinki. La decisión, analizada y compartida, llevó al cocinero y a la profesora de yoga del calor abrasador de Costa Rica al frío interminable de Finlandia.

Al principio, fue raro para Carlos acostumbrarse a una nueva realidad que no sólo tiene que ver con las bajas temperaturas. La gente no saluda, no se dan besos, no hay apretón de manos y la distancia incluso entre personas «cercanas» es moneda corriente en la sociedad finlandesa. «Te toca un abrazo por año cuando es tu cumpleaños», ejemplificó de manera contundente. Pero enseguida aclaró que «son muy buena onda» dando a entender que esa frialdad que constrasta con nuestras costumbres es parte de su cultura y hay que respetarla como tal.

Por suerte, su mujer lo alienta para que rompa el hielo con sus compatriotas. «Si no te saludan, saluda vos», recomienda Thea, con una mentalidad más abierta que la de sus coterráneos. Entonces Carlos ya incorporó el «¡Hola!» como su palabra favorita para relacionarse con todos. «Pongo la cara y digo ‘¡Moi!’ así me saludan», contó entusiasmado aunque aclaró que no le gusta hablar finlandés.

Hace unos meses se agrandó la familia y la llegada de la pandemia coincidió con el pedido de licencia de padre. Lejos de la preocupación por el avance del coronavirus, Carlos, Thea y sus dos hijos disfrutan de la tranquilidad del hogar porque la situación de Finlandia provoca una estabilidad muy cercana a la normalidad.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas, Carlos Fallo mantuvo una divertida charla en la que contó sus viviencias de inmigrante, habló de los desafíos de vivir en Finlandia y dejó en claro que la idea de seguir explorando los llevará seguramente a nuevas experiencias por el mundo en familia.

Escuchá la nota completa acá: