Una mujer policía mató a tres delincuentes que quisieron violar a su hija

Los malvivientes, al darse cuenta de que se trataba de personal policial, quiso violar a la joven. En las redes sociales estalló el pedido de que el «garantismo» no meta sus garras en este caso.

Una mujer comisario de la Policía Bonaerense abatió en La Plata a tres delincuentes armados que intentaron robarle la camioneta y que al darse cuenta que era integrante de la fuerza trataron de abusar de su hija menor de edad.

Fuentes policiales revelaron al blog Policiales Ahora que el hecho se produjo el miércoles pasado al mediodía en la capital provincial, pero trascendió en las últimas horas, cuando la oficial -por cuestiones de seguridad no se dio a conocer ni su nombre ni el lugar donde desempeña su tarea-, circulaba a bordo de su rodado junto a su hija, quien se dirigía al colegio.

En un momento determinado, tres delincuentes armados la abordaron con el objetivo de robarle el vehículo y otras pertenencias.

La mujer y su hija adolescente se quedaron tranquilas al interpretar que los ladrones se iban a llevar sus pertenencias y se retirarían, pero los sujetos se dieron cuenta de que la conductora era integrante de la Policía Bonaerense y la comenzaron a golpear con las armas y las manos tanto a ella como a la adolescente.

«Ahora por gorra (policía) hija de p… vas a ver como te la violo», le habría dicho uno de los delincuentes a la oficial, en referencia a su hija, y ya había empezado.a manosearla.

Fue en ese momento que la comisario aprovechó una distracción de los ladrones, sacó rápidamente su arma reglamentaria -una pistola 9 milímetros- y luego de que uno de los asaltantes disparara pero no le saliera la bala, se tiroteó con los tres sujetos abatiendo finalmente a los tres.

De inmediato, constató que estaban muertos y al lugar llegaron patrulleros para asistir a ambas mujeres, quienes fueron atendidas luego por personal médico debido a que estaban bajo una severa crisis de nervios y de llantos tras el mal momento que les tocó pasa

Al conocerse el caso estalló en las redes sociales el pedido de la gente para que las tendencias garantistas no hagan de las suyas y que la actitud de la comisarios sea tomada como lo que fue: un caso de legítima defensa desde lo personal y una intervención ante un flagrante delito en lo profesional.

Y esa misma sociedad tendrá que estar atenta…