“Verde, que te quiero verde”: nuevos colores para viejos vicios

RedacciónHasta no hace tanto “La Ola Naranja” de Scioli escondía negocios y corruptelas. Ahora el “Verde Limón” de Vidal cambió de colores pero no de mañas. Bus turísticos en zona oscura.

La Comisión de Transporte del HCD aprobó la Ordenanza D 16045 -4- 2017 “Otorgando las autorizaciones provisorias, a las unidades Marca SCANIA Modelo 1992 Dominio: VQI236 y Marca MERCEDES BENZ Modelo 2004 Dominio: EJR165, a fin de prestar el Servicio denominado “Bus Turístico”, el cual formará parte de la “Campaña de Verano 2018″ del Gobierno de la Prov. de Buenos Aires”.

Esta ordenanza convalida el Decreto (ad referéndum) DP-17 del 11/01/2018, firmado por el intendente Carlos Arroyo, y deberá ser también refrendada por la de Legislación en su próxima sesión.

Es de esperar que, tras la publicación de esta nota, nadie pueda hacerse el distraído o el sorprendido en su “buena fe”...

Sin embargo llama la atención que al intendente y a los concejales se les haya pasado por alto un detalle ciertamente grosero: uno de los vehículos autorizados (el que resaltamos con negrita en nuestra crónica) es un modelo 1992, es decir con 26 años de antigüedad, lo que le prohibiría expresamente poder transportar personas a bordo.

La Ley Provincial de Tránsito y Seguridad Vial N° 13.927 (que adhiere a su similar nacional Nro. 24449) hace por tanto propio el Art.53 de la misma que ordena en su Inc. b que:

“No deban utilizar unidades con mayor antigüedad que la siguiente, salvo que se ajusten a las limitaciones de uso, tipo y cantidad de carga, velocidad y otras que se les fije en el reglamento y en la revisión técnica periódica:

1. De DIEZ (10) años para los de sustancias peligrosas y pasajeros”.

General Pueyrredón, como no podía ser de otra manera, regla sus propias normas con atención a ambas leyes -nacional y provincial- por lo que la unidad de marras no reúne ninguna de las características exigidas para prestar un servicio sensible como es la de transportar pasajeros. Aunque algunos esgriman por estas horas que ese plazo puede estirarse hasta los 20 (veinte años)…lo que igualmente pondría al micro fuera del amparo de la norma.

 

Como siempre ocurre, estamos ante la teoría del hecho consumado: posiblemente el HCD termine por rechazar la habilitación pretendida, pero lo hará una vez que la unidad haya terminado de prestar su servicio en la ciudad, con lo que la insostenible pretensión se habrá logrado de facto.

¿También pasará por alto la irregularidad que rodea al expediente?, ¿alguien explicará los motivos por los que la gobernadora soslaya la ley para llevar adelante una campaña publicitaria personal?, ¿se sabrá alguna vez qué funcionario firmó la contratación de esta unidad a sabiendas que no estaba en condiciones de prestar el servicio para el que se le pagaba?.

Existiendo aquel principio jurídico de que nadie puede pretextar su propia torpeza ante la ley...¿habrá sanciones para lo que es a todas luces un acto de corrupción?.

Porque por añadidura, cuando se consulta por el dominio de este bus turístico en la página de ARBA, surge como respuesta “OBJETO INEXISTENTE EN CUENTA CORRIENTE”, lo que indica que o la patente es falsa (lo que sería imposible) o que por su antigüedad el vehículo ya no está bajo la potestad provincial y ha pasado a la órbita municipal.

LIBRE EXPRESIÓN ha sido sumamente crítico con los desmanes publicitarios que, violando toda norma, llevó adelante durante su mandato el ex gobernador Daniel Scioli, utilizando la temporada de verano para convertir a nuestra ciudad en un tosco escenario de sus apetencia políticas, pintando todo de naranja sin diferenciar entre lo que se podía y lo que estaba prohibido.

Creíamos que algo había cambiado…pero vemos que solo ha sido el color que identifica el egocentrismo de nuestros gobernantes.