Verón, Bilardo, Estudiantes y las viejas historias de amor y odio

Por José Luis Ponsico (*) – Un viejo mensaje en redes sociales disparó la crisis en Estudiantes y marcó el primer momento de debilidad de su titular la “Brujita” Verón.

José Luis Ponsico

En una rueda de prensa que tuvo momentos de extraña emoción por parte del presidente de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, considerado junto a Ricardo Infante, su propio padre Juan Ramón Verón y Osvaldo Zubeldía, técnico, cuatro grandes glorias de la historia “pincharrata” desde 1905, no estuvo ajeno Carlos Bilardo. Casi nunca lo está.

Esta vez, atacado por un ignoto ex futbolista y ahora DT. Lucas Nardi, al que el popular “Narigón” dejó afuera en su tercer regreso como DT. de Estudiantes hace casi 15 años. El ex futbolista, llevado a la dirección técnica ahora -duró un día- por Juan Sebastián Verón
no disimuló su bronca hace un tiempo.

Bruja y Brujita: medio siglo de leyenda pincharrata

Nardi sin imaginar “el perjuicio” que su enojo traería seis años después, escribió lo que reprodujeron redes sociales: “Basta de la mentira de Bilardo”. Para los 200 hinchas que con el frío platense se dieron cita en la sede del club, el impacto resultó grande: Bilardo sigue siendo “intocable” en el universo “pincharrata”

Verón, hoy, salió a dar explicaciones. Nardi tuvo que dejar el cargo a pedido de la comisión directiva. “La Brujita” intentó justificar la situación engorrosa diciendo que era un “mensaje” viejo, que alguien “con mala fe” extrajo ahora. Lo cierto que no hubo
ninguna autocrítica del presidente

Estudiantes cesanteò a tres técnicos en dos años y medio. Se tuvieron que ir por distintas  causas Mauricio Pellegrino -en el ciclo al club ingresaron 20 millones de dólares, transferencias de Gerónimo Rulli, Jonathan Silva, Joaquín Correa y Guido Carrillo-, luego se fue Gabriel Milito y ahora “cayó” Nelson Vivas

Lucas Nardi: el error de tocar a un intocable

En su rol como dirigente de la AFA. Verón hizo explícito su apoyo a Marcelo Tinelli. Estuvo a favor de la primera versión de la “Superliga” con la convocatoria del agente español que la patrocinó en la liga española. Participó del ciclo, frustrado, de las selecciones juveniles.

Verón en lo que pareció “un capricho” quiso volver a jugar en Primera con el rigor del profesionalismo reconocido en la Argentina. A los 42 años sufrió un desgarro en el amistoso con San Lorenzo en Mar del Plata. Un retorno casi innecesario a la vista de todo el pueblo “pincharrata”.

Luego repitió el intento por Copa Libertadores. En universo platense cundía el secreto a voces: “La vuelta de Sebastián complica a Nelson”, decían los más allegados al ex ayudante técnico de Diego Pablo Simeone cuando Estudiantes de La Plata ganó Apertura´06, recordada arremetida.

En la intimidad Bilardo, siempre cuestionado técnico campeón del mundo de México´86  por un sector de la prensa deportiva, más de una vez recordó su relación con los Verón, padre e hijo.

¿Capricho?, ¿egoísmo?: la vuelta als canchas condicionó al técnico Vivas

“A Sebastián conocí antes que su propio padre o por ahí. Siendo técnico de Estudiantes en marzo del´75, habiendo vuelto Juan Ramón de Colombia, siendo figura otra vez del equipo, no quise que abandonara la concentración para ir a la clínica cuando nació Sebastián. El médico era yo”, comentó Bilardo.

“El niño nació con cuatro kilos, la esposa de La Bruja estaba muy bien, se venía el clásico platense y pensé que mejor era no distraer al mejor jugador del equipo en el´75; lleno de gloria pasada. El partido lo ganaba Estudiantes y lo empató (Carlos) Della Savia sobre la hora. Terminó 3 a 3”, evocó

“En el´96 lo pedí para Boca a Juan Sebastián Verón. Por entonces, un jugador de excepción en el armado del medio campo y con llegada. Inteligencia, tranco y pegada. Estuvimos a punto de ganar el Clausura. Se nos escapó por poco. Una caída ante Racing en Avellaneda, lo impidió”, relató Bilardo

Los millones italianos pudieron más, y Bilardo -sin ganas- lo dejó salir

“Estando en Boca y siendo figura, a Verón lo vino a buscar la Sampdoria. Invierno del´96, aquí. Vino a verme: ^Carlos quiero que Boca me transfiera. En Italia me ofrecen un contrato que supera toda la que ganaron mí “Viejo” y ustedes en el glorioso Estudiantes de (Osvaldo) Zubeldía^ …” No pudo oponerme

Verón y Bilardo, juntos y separados, según las circunstancias, forman parte de la historia grande de Estudiantes de La Plata. Lo de Lucas Nardi sorprendió a propios y extraños. Vivas por su parte, apenas terminó el partido con Pacífico de Gral. Alvear de Mendoza, Copa Argentina, había dicho:

“De diez encuentros como éste, perdés uno. Justo éste y quedamos eliminados”, interpretó Nelson que una semana antes habría recibido el ofrecimiento del club “pincharrata” para renovar contrato por un año.

Nada es una línea recta

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión