Viglione deberá explicar como hizo para juntarla con una pala

El periodista y analista de mercados financieros Daniel “Cacho” Viglione comenzó a ser juzgado por 87 casos de estafa por una suma cercana a los cuatro millones de dólares y en un debate que durará más de un mes.

El debate, que tendrá lugar hasta el 28 de junio y contará con 152 testigos, se llevará a cabo en el Juzgado Correccional N°2, a cargo de la jueza Ana María Fernández.

En esta primera audiencia, el fiscal David Bruna fue quien comenzó a exponer los lineamientos que seguirá durante en juicio, en los que explicó a grandes rasgos la acusación contra Viglione y su exsocia, María Larsen.

VIGLIONE 20

Bruna aclaró que los 87 casos de estafa por los que se juzga a Viglione con en concurso real entre sí, por lo que en el caso de existir una condena la misma podría ser entre 1 y 50 años de prisión. Mientras que a Larsen se le imputa como coautora en 3 casos y como partícipe necesaria en 55.

El fiscal explicó que perjuicio total de las estafas por las que se lo acusan a Viglione es de 3.900.000 dólares, ya que en total se contabilizó que las 112 víctimas le entregaron al “especialista en mercados” 4.433.825 dólares y el devolvió en concepto de supuestas ganancias 542.050 dólares y 25.000 pesos.

El “mayor estafador” de la historia de Mar del Plata

Luego de la exposición del fiscal Bruna fue el turno del abogado querellante Julio Razona, quien representa a 68 damnificados, de los cuales 27 ya iniciaron una acción civil para intentar recuperar el dinero entregado.

“Se trata del mayor estafador de la historia de Mar del Plata”, había dicho Razona minutos antes de ingresar a la sala del Juzgado en lo Correccional N°2.

Ante la jueza Fernández, Razona confirmó que sostendrá la acusación del fiscal y aseguró que Viglione y Larsen, presentes en la sala, se “aprovecharon de la vulnerabilidad de las víctimas, con una crueldad insospechada, falta de dignidad, de respeto y soberbia”.

Pérez, Ferrá y Razona.Pérez, Ferrá y Razona.

Además, el abogado querellante consideró que los imputados, además de las estafas, ocasionaron “daños morales que han terminado, incluso, con la vida de personas estafas que en la última etapa de su vida no soportaron estar en la miseria”.

Razona destacó que Viglione y Larsen eran “engañadores profesionales” que se “hicieron pasar por representantes de entidades financieras internacionales, falsificando documentos privados y ogreciendo cuentas bancarias falsas”.

Por su parte, las otras dos querellas, el abogado Martín Ferrá también adhirió a los planteado por el fiscal y explicó que, al representar a un solo damnificado que operó únicamente con Viglione por una suma cercana a los 40.000 dólares, pedirá la máxima pena posible por ese delito para el imputado, es decir, seis años de prisión.

Finalmente, los abogados Liliana Pérez y Claudio Rossini también adhirieron a la acusación del fiscal Bruna y remarcaron que se presentarán solo por una víctima, ya que otras dos que representaban murieron antes de llegar al debate y, si bien no pueden relacionar directamente a la estafa con el fallecimiento de estas personas, sí aseguraron que se encontraban angustiados, afligidos y abatidos por la situación que vivieron a raíz de ser estafados.

Cuestionamientos de la defensa

VIGLIONE 06

El defensor oficial Ricardo Mendoza, quien representa a Viglione, lo primero que dijo fue que considera “atípicos” los 87 hechos de estafa imputados, ya que cada uno cuenta con “ausencia de los elementos típicos que se le imputan”.

Mendoza adelantó que de manera subsidiaria buscará cambiar la calificación propuesta por la parte acusatoria que considera a los hechos ocurridos en concurso real entre sí.

Y por última estrategia, el defensor oficial expresó que de llegar a una condena cuestionará el monto de pena a imponerséle.

“Será un juicio largo, difícil, engorroso. Por eso pido evitar las apreciaciones morales y subjetivas. Tratemos de adecuarnos solo a esas apreciaciones, no voy a tolerar que se lo trate más allá de lo que se juzgue acá. Por eso no corresponde adjetivar en este ambiente”, dijo Mendoza a la jueza Fernández pero, sobre todo, a cada una de las partes acusatorias.

Finalmente, el abogado particular que defiende a Larsen, Sergio Fernández, adhirió al planteó de Mendoza y expresó que su defendida “no resultó ni autora ni partícipe de los hechos”.

La familia de Viglione, desestimada como testigo

El fiscal Bruna adelantó que desestimará una serie de testigos, como todos los policías que actuaron en el arresto de Viglione y, sobre todo, a su familia, ya que no llamará a declarar ni a la esposa del imputado ni a su hijo.
En total, en esta primera audiencia, fueron desestimados 25 testigos por parte del fiscal y, también, la abogada Pérez aclaró que una de las personas que representa, víctima de estafa, no declarará porque falleció hace poco tiempo.

Fuente: La Capital