Villa Gesell: Una Barrera que hizo tropezar a la farolera

RedacciónEl intendente de Villa Gesell Gustavo Barrera afirmó que en Mar del Plata «hay circulación comunitaria del virus» y lo hizo sin fundamento, conocimiento ni sentido común.

«Alcen la barrera para que pase la farolera, de la puerta al sol» decía la vieja canción infantil elegida para un juego que comenzaba diciendo «Martín Pescador…¿me dejará pasar?.

El farolero que encendía las luces del alumbrado público era una persona analfabeta, sobre todo en las calles de Madrid, donde existe un «Punto Cero» , la Puerta del Sol,el lugar más céntrico de la ciudad,desde donde se cuentan los kilómetros. Ese sitio liminar inspiró una música que estaba destinada a marcar -con el criterio lúdico de una educación que ya no existe- los errores de cálculo de los niños al realizar ejercicios matemáticos. Volver a ese punto era tener que hacer de vuelta las cuentas…

Casi como un homenaje cacofónico el intendente geselino Gustavo Barrera, quien bien se ganó el apodo de «La Farolera», acaba de demostrar sus confusiones conceptuales y matemáticas al aconsejar a sus gobernados no venir a Mar de Plata “salvo necesidad o urgencia” ya que a su juicio en nuestra ciudad existe circulación comunitaria del COVID-19.

¿En qué se basa el jefe comunal vecino para realizar semejante afirmación?…solo él lo sabe.

Los números de la pandemia en nuestra ciudad -comparativamente mejores a la de la que él conduce y ciertamente menos rodeados de escándalos, trampas para ingresar y salir y otras cosas que han sido motivo de tratamiento en todos los medios del país- dejan en claro que aún no puede detectarse una circulación viral de ese tipo y que la aceleración de contagios en las últimas horas se da en tres lugares puntuales y no se extienden al resto del territorio de General Pueyrredón.

Tiene derecho el Sr. Barrera a cuidar a los suyos como más le plazca. No cuestionamos por tanto su decisión de pedir que no lleguen a nuestra ciudad los geselinos y colocarlos en cuarentena si lo hacen y regresan a sus domicilios.

Sorprende que lo comunique ahora: esa medida de control los marplatenses y batanenses la hemos implementado desde el principio de la crisis sanitaria y tal vez por eso hoy podemos mostrar números que son elogiados por todo el país. Pero…más vale tarde que nunca.

“No se entienden las declaraciones de Barrera. No pidió información. Es raro. Decir que en Mar del Plata hay circulación comunitaria del virus es generar confusión o se está buscando algún posicionamiento político”, disparó Alejandro Rabinovich, Secretario Coordinador del gabinete del intendente Guillermo Montenegro.

No debería preocuparse tanto el funcionario local; Barrera es el mismo intendente cuya policía observaba a pocos pasos de distancia como un grupo de rugbiers masacraban a golpes a un joven indefenso, sin atinar a intervenir o parar la matanza. Si así conduce las cosas, no podemos menos que coincidir con él: es mejor que sus vecinos no se acerquen a Mar del Plata.

No vaya a ser que ya vengan contagiados y después nos echen la culpa a nosotros.

A veces, solo a veces, lo que tiene circulación comunitaria es la estupidez…