Xi Jinping: de este hombre comenzará a hablar el mundo en 2018

Muchos comienzan a mirarlo como el contrapeso a las locuras de Trump y el gran organizador de Asia. Potencia además el peso de China en el comercio mundial y sostiene el multilateralismo.

Su gran momento fue en octubre durante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista (PCCh) en Beijing. También fue anfitrión de dos cumbres internacionales que consolidaron su ideario y su relato de un mundo “multilateral”.

El presidente chino Xi Jinping se encumbró este año como una figura casi de culto en la potencia asiática, lista para atravesar la historia de su país y con miras a seguir empoderándose en el escenario internacional.

Lejos de las redes sociales y de las declaraciones altisonantes que caracterizan a su homólogo estadounidense, Donald Trump, Xi avanzó este 2017 varios casilleros en el mundo. Su gran momento fue en octubre durante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista (PCCh) en Beijing, la cita política quinquenal más importante del país. También fue anfitrión de dos cumbres internacionales que consolidaron su ideario y su relato de un mundo “multilateral”: el foro de “La Franja y la Ruta” y el encuentro del bloque BRICS.

Durante la semana del Congreso y 15 días antes de la primera visita oficial de Trump al país, el nuevo “Gran Timonel” logró tres hitos clave. Primero, que su nombre y se pensamiento de un “socialismo con características chinas” queden fijados en la constitución del partido, al igual que el del revolucionario Mao Zedong y del reformista, Deng Xiaoping. Sólo ellos tres lograron ese nivel de aceptación al interior del partido más grande del mundo, con 90 millones de miembros.