¿Y los derechos humanos?: insólita situación en Santa Cruz

Trece mujeres están en huelga de hambre en lamunicipalidad de Río Gallegos por falta de pago de los salarios. Una jueza cercana a Máximo Kirchner prohibió que les acercaran agua y frazadas.

Un hecho realmente llamativo ocurrió en Río Gallegos, en medio del conflicto municipal. Trece mujeres permanecen en huelga de hambre dentro de la municipalidad. Ayer la Jueza Marcela Quintana, muy cercana a la familia presidencial, muy especialmente a Máximo Kirchner y designada por el FPV, impidió que se les provea de agua mineral, una muda de ropa y hasta frazadas y mantas para combatir el frío.

El nivel de escalda del conflicto municipal en Río Gallegos, tiene pocos antecedentes. Desde ayer permanecen dentro del edificio municipal en huelga de hambre, trece mujeres y el Secretario General, Pedro Mansilla quien en este momento y por indicaciones del Juez Marincovich, asiste a una reunión de las partes, tratando de llegar a un acuerdo, aunque en este momento ya ni siquiera se discute el aumento del 15%, síno el cobro de sueldos y aguinaldo.

Por orden de la jueza Marcela Quintana del Juzgado de Instrucción Nº 1 de Río Gallegos, se les impidió a los compañeros de las 13 mujeres que están dentro de la comuna, que les pasen agua mineral, una muda de ropa y tampoco autorizó que les provean de frazadas o abrigos para combatir el frío.