Ya no es una posibilidad: la timba financiera está entre nosotros

Por Adrián Freijo – Nuestra advertencia sobre el riesgo de que la timba financiera fuese la jugada del gobierno para salir del aprieto económico actual ya es una realidad. Y está entre nosotros.

Ayer decíamos que el gobierno se empezaba a encerrar en una peligrosa timba financiera ( Ver:El gobierno comienza a encerrarse en peligrosa timba financiera) y la urgencia por hacerse rápido de efectivo para comenzar a frenar el endeudamiento nos dio la razón antes de lo pensado.

El Banco Hipotecario salió a ofrecer en el mercado de capitales parte de su cartera de préstamos hipotecarios UVA por $ 440 millones y se convirtió en la primera entidad en lanzar la securitización de su cartera, aún antes que el Congreso vote la ley que habilita esas operaciones.

La entidad financiera informó que recibió la autorización de oferta pública por parte de la Comisión Nacional de Valores (CNV), para la creación del Fideicomiso Financiero CHA UVA I por un valor nominal de 19.210.114 UVA.

Los activos subyacentes del fideicomiso serán los créditos hipotecarios UVA originados por el banco, “con excelente comportamiento de pago”, señalaron en un comunicado.

Los títulos estarán estructurados en 3 tramos. La tasa de interés indicativa que se estipuló será de 4,75% más UVA para el tramo que tiene privilegio de cobro y de 5,5% para el segundo grupo de inversores.

Se trata de la variante local de los famosos derivados de créditos hipotecarios que dispararon la crisis global de las “subprime” del 2008 y que Macri pidió sancionar en su discurso ante la Asamblea Legislativa, como una manera de seguir expandiendo el crédito hipotecario.

El periodo de difusión a las Cédulas Hipotecarias será hasta el lunes 23 de abril, mientras que la licitación se fijó para el martes 24 de abril. La fecha de pago de servicios será el día 30 de cada mes. Actuará como fiduciario para esta operación TMF Trust Company (Argentina) S.A.

Tal vez el lector no caiga en la cuenta de aquello de lo que hablábamos ayer y el hoy una realidad: el mecanismo elegido es el mismo que generó la explosión de la burbuja inmobiliaria en los EEUU que casi se lleva puesta la economía mundial y la misma que en 1975-76 asoló a la Argentina y obligó a frenarla con la perversa Circular 1050 del BCRA. Ni más ni menos…

Para ponerlo en ejemplos concretos le explicamos de que se trata:

1-usted contrae un crédito UVA con una entidad bancaria; pongamos como ejemplo el Banco Nación.

2- como el mercado internacional de capitales está saturado de bonos argentinos y los bancos ya comienzan a retacear el crédito (“ya tengo demasiados papeles tuyos, cuando comiences a pagarlos hablamos de vuelta” es la respuesta más habitual que encuebntra ahora el ministro Caputo cada vez que sale al exterior) el gobierno busca ahora financiamiento interno.

3- para conseguirlo sale a vender los créditos UVA, que son comprados con buena diferencia por fideicomisos y grupos financieros ya que son con la garantía real de las viviendas y, hasta ahora, de buen nivel de cumplimiento.

4- Poco a poco se va generando una burbuja financiera e inmobiliaria que es constantemente presionada por la inflación, hasta ahora imparable, la estrechez del mercado financiero internacional, la subvaluación del dólar y los crecientes costos de la construcción que atentan contra la dinámica del plan. Lo mismo que ocurrió en EEUU en 2008, aunque allá por la explosión de políticas especulativas por las altas tasas de interés generadas para frenar el consumo.

5- y usted, que cree que le debe al Banco Nación y que ante cualquier dificultad podrá sentarse a negociar con sus agentes de crédito, en realidad tiene como acreedor a un grupo inversor que no conoce y que es el que en definitiva le bajará el martillo si una crisis financiera aconseja hacerse de bienes inmuebles en vez de bonos basura.

Ayer era un temor que LIBRE EXPRESIÓN adelantaba; hoy es una realidad que está entre nosotros.

Siempre salió mal…cuidado.