«YO DIEGO», EL EDITORIAL

¿Porqué no cederle a Diego el espacio para que nos diga, a través de la última entrevista que otorgó, que piensa y que espera?. Porque para Maradona el pasado no existe y todo lo que diga es vigencia pura.

Al llegar a los 60 años, y sin saber el pequeño trecho de vida que le quedaba, Diego habló de su vida, de sus afectos más profundos, de su adicción y de la gente. Esa gente a la que le dio su magia y a la que tantas veces le pidió un espacio que necesitaba para respirar y que tanto le faltó en instantes de profunda soledad y cansancio.

Por eso, como homenaje a esa necesidad y esa entrega, que sea Diego quien escriba hoy el editorial de LIBRE EXPRESIÓN y nos deje el testimonio de sus últimos pensamientos.

¿Qué fue lo mejor y lo peor que te pasó en tu vida? ¿Te arrepientes de algo?

Fui y soy muy feliz. El fútbol me dio todo lo que tengo, más de lo que hubiese imaginado. Y si no hubiese tenido esa adicción habría podido jugar mucho más. Pero hoy eso es pasado, estoy bien y lo que más lamento es no tener a mis viejos. Siempre pido ese deseo, un día más con la Tota pero sé que desde el cielo está orgullosa de mí y que fue muy feliz.

Levanta la copa por tu cumpleaños y pedí un deseo para todos los argentinos.

Mi deseo es que pase cuanto antes esta pandemia y que mi Argentina pueda salir adelante. Quiero que todos los argentinos estén bien, tenemos un país hermoso y confío en que nuestro Presidente va a poder sacarnos de este momento. Me da mucha pena cuando veo chicos que no tienen para comer, yo sé lo que es pasar hambre, sé lo que se siente en la panza cuando no comés por varios días y eso no puede pasar en mi país. Ese es mi deseo, ver a los argentinos felices, con trabajo y comiendo todos los días.

¿Sientes cómo se le transforma la cara a la gente cuando se te acerca, te ve o te toca?

Yo a la gente le voy a estar eternamente agradecido. Todos los días me sorprenden, lo que viví en esta vuelta al fútbol argentino no me lo voy a olvidar jamás. Superó lo que yo podría imaginar. Porque estuve mucho tiempo afuera y a veces uno se pregunta si la gente me seguirá queriendo, si seguirán sintiendo lo mismo… 

Diego Armando Maradona…el hombre que se ganó el derecho a vivir en paz, aunque los buitres que siempre lo rondaron se propongan ahora a revolver en los restos mortales del ídolo para estirar lo más posible el negocio en torno a su figura.

Aunque la leyenda terminará por vencer al tiempo…