¿A qué no se imagina?: los docentes no iniciarán clases en provincia

El Frente de Unidad Docente Bonaerense decidió un paro de 72 horas al no ser convocado a paritarias por la Provincia. Es decir que desde el lunes hasta el miércoles no irán a clases.

“A pesar de la predisposición y la buena fe de los gremios que integramos el FUDB para continuar dialogando, mediante la solicitud de un cuarto intermedio el lunes 23 del corriente, fue rechazada públicamente en reiteradas oportunidades por el Ministro de Trabajo. Esto es una muestra más del desinterés de la Gobernadora Vidal por destrabar el conflicto”, aseguran los maestros en un comunicado que fue firmado por los sindicatos AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDOCBA.

Además agregan que “luego de esperar 94 días, mediante dos cautelares, la Justicia obligó al Gobierno a convocar a los Docentes. En una nuevo simulacro de negociación paritaria nos presentaron una oferta del 15%, muy lejos de la necesidad del bolsillo de los docentes. Por lo tanto resolvemos paro de 72 hs y movilización los días 30, 31 de julio y 1º de agosto”.

Fuentes del Gobierno aseguraron a EL DIA que “es un paro anunciado hace mucho que no sorprende” y destacaron que siguen trabajando “para que los docentes no pierdan contra la inflación. Ayer se pagó el quinto adelanto a cuenta de paritaria, el lunes se hizo la octava propuesta y hubo 18 reuniones. La respuesta fueron 12 paros y ahora éste de 3 días”.

Como se sabe, el lunes hubo reunión paritaria luego de 95 días sin convocatoria por parte del Ejecutivo. Tras el fallo judicial que ordenó a la administración de la Provincia volver a llamar a los maestros para negociar un incremento de sueldos -que a punto de entrar en el octavo mes del año no se concretó-, el titular de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, el de Asuntos Públicos, Federico Suárez, y las “segundas líneas” de Economía y Trabajo recibieron a los popes sindicales de la Feb, Suteba, Amet, Sadop y Udocba. Les propusieron una suba salarial del 15% hasta julio inclusive sobre el mínimo salarial vigente ($12.500), más un 1,7% no remunerativo en concepto de material didáctico, y la promesa de volver a juntarse a fines de agosto. La respuesta fue “no”.

Sin embargo, dentro de la biblioteca del ministerio de Economía, donde se llevó a cabo el cónclave, se dio una situación distinta a la que luego reflejaron los medios.

Los gremios pidieron expresamente que los convoquen nuevamente el jueves (hoy) pues tienen mandatos de sus bases de llamar a un paro si el gobierno no otorga un incremento que “le gane claramente a la inflación”. Y los funcionarios quedaron en responder a esa demanda. Así consta en el acta de la reunión. Luego, a la salida del ministerio, Suárez dijo que la oferta era “superadora” y que incluía un nuevo encuentro en los últimos días de agosto. “En dos días no podemos estudiar y hacer otra propuesta seria”, añadió.

Así las cosas, los gremios decidieron cumplir a rajatabla con lo que dejaron sentado en el acta de la reunión. “No hablaremos de medidas de fuerza hasta el jueves porque cuando pedimos que nos vuelvan a contestar nos dijeron ‘tomamos nota del reclamo’. Es decir que, oficialmente, nadie nos dijo que no. Las declaraciones periodísticas son otra cosa. No vamos a basarnos en eso”, puntualizó en diálogo con este diario un alto dirigente del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB).

Es por eso que finalmente este mediodía decidieron decretar el paro por 72 horas, que arrancará el lunes, día en que debería significar el retorno de los chicos a las aulas tras el receso invernal.