Arroyo dejó en claro su posición frente al conflicto con municipales

El jefe comunal afirmó que solo pagará los días que no se trabajen si la justicia se lo ordena.”Si pago a quien no trabaja soy un delincuente” expresó. Dejó definiciones sobre muchos temas.

El intendente de General Pueyrredon, Carlos Arroyo, pasó por los estudios de Radio Brisas donde habló de muchos temas que preocupan a Mar del Plata y advirtió que “un mandato no alcanza para hacer todo, pero sé que si me presento voy a volver a ganar”.

El intendente se refirió a las negociaciones con el Sindicato de Trabajadores Municipales. Al respecto, precisó que “la cuestión tiene dos aspectos: uno es personal, donde creo que siempre pensé que los obreros y empleados municipales tengan un buen sueldo porque todos tienen que tener un mejor sueldo”.

Además, remarcó que “para el trabajador el sueldo no alcanza pero en la situación en la que estoy tengo que mejorar una ciudad de un millón de habitantes, por eso no puedo destinar todo el presupuesto a pagar sueldos. El 80 por ciento de lo que se recauda va para sueldos y eso es una barbaridad. En cualquier lugar no se utiliza más del 40 por ciento”.

Arroyo aseguró que “cuando se analiza la situación de los municipales en la provincia los trabajadores de General Pueyrredon tienen los sueldos más altos del resto de la provincia”.

De todas formas, aclaró que “no le niego el derecho legítimo de reclamar mayor sueldo, porque no ha parado la inflación. Soy parte del gobierno pero digo la verdad. Si fuera por mi le pagaría todo porque los quiero a los empleados, pero no puedo destinar todo a pagar sueldos”.

Sobre el descuento del día del paro a los municipales dejó en claro que “administro fondos del estado, de los contribuyentes, por eso no le puedo pagar a los que no trabajen. Si le pago con fondos públicos a quienes no trabajan sería un delincuente, entonces si la Justicia me dice que tengo que pagar voy a pagar”.

Por otro lado, sobre la quita de exención impositiva a la empresa Hotelera del Mar sostuvo que “se hizo el reclamo administrativo por la deuda que tiene el Hotel Provincial de 5 millones de pesos. El trámite terminó y no pagaron”.

Luego de esto, detalló que “se inició la actividad judicial y le pidieron al juez una medida cautelar protegiendo a Hotelera del Mar, por eso quiero que toda la población sepa dónde estamos parados”.

El intendente recordó que el beneficio impositivo al Hotel Provincial fue decretado por el ex jefe comunal Gustavo Pulti. “Había un vicio en el decreto de la administración anterior. Fue hecho con abuso de poder y el objeto del acto administrativo no era claro. Tenía hasta poco poder legítimo Pulti en ese momento, porque cuando lo dicta habían pasado las elecciones PASO y gracias a Dios había sido derrotado, por eso hubiera sido prudente que no dictara ese tipo de medidas”, indicó.

Por otra parte, sobre el estado de las calles y el reclamo de los vecinos por respuestas dejó en claro que “no se puede esperar que en 16 meses asfalte todas las calles. No puedo hacer milagros cuando hace años que no se hizo nada. Los asfaltos están casi todos vencidos, es una porquería como están, no hay una calle que esté en condiciones”.

Carlos Arroyo criticó el accionar de la oposición en cada paso que quiere dar en su gestión. “En campaña son como los hongos que salen después de las lluvia. Ya aparecieron muchos candidatos y hay cosas que me molestan mucho. Pasa con las fotomultas, que la frenan cuando todos saben que la principal causa de los accidentes es la velocidad”, aseveró.

Además, sostuvo que “hay cosas que son increíbles. Cuando asumimos nos enteramos antes de la temporada que teníamos una sola grúa para controlar el tránsito en Mar del Plata, y también teníamos un camión almejero. Los vecinos tienen que saber esto”.

Al respecto, remarcó que “a muchos canales le gusta mostrar imágenes de montones de basura que tira la gente, pero no saben que hay un sólo camión almejero”.

El intendente hizo mención a lo que encontró cuando asumió la intendencia. “Recibí una ciudad quebrada. Si hubiese sabido la realidad del municipio también me hubiese presentado porque mi principal obligación como ciudadano es colaborar con la sociedad. Estoy jugando una carta muy difícil”, expresó.

El jefe comunal dejó en claro que “no tengo los recursos económicos pero sé que van a llegar. Un solo mandato no alcanza pero sé que si me presento voy a ganar otra vez siempre y cuando Dios me dé salud y si no tengo gente altamente capacitada en Cambiemos para reemplazarme”.

En este contexto, consideró que “tenemos los impuestos de Suecia pero los servicios del Congo. El gran remedio de todos los males es la educación. Todo parte de esa palabra mágica”, y adelantó que “voy a convocar a los jóvenes a una cruzada muy importante de solidaridad que va a resolver muchas cosas”.

Además, subrayó que sigue trabajando porque quiere a la ciudad y reveló: “Tengo jornadas de 16 horas, hubo noches que me fui a acostar vestido porque no tenía fuerza ni para sacarme la ropa”.

Por último, el jefe comunal enfatizó que “espero que la gobernadora Vidal me cumpla con la promesa de hacer el hospital al lado del otro hospital”, y adelantó que “después de las elecciones vamos a hacer una reforma en el gabinete”.

Fuente: Radio Brisas