No más apropiarse de estacionamientos ni manejar con el celu

Redacción – Dos medidas del Ejecutivo comunal que parecen menores y no lo son: sanciones a quienes manejan hablando por celular y a quienes se apropian de espacios para estacionar.

Un remisero fue infraccionado esta mañana por inspectores de Tránsito por hablar por celular mientras conducía su vehículo en el barrio General Pueyrredon y el municipio anunció que infraccionará a quienes por su cuenta “reserven” espacios para estacionar, ya sea con conos plásticos, cajones o pintando de amarillo el cordón de la vereda.

Dos medidas que pueden parecer menores pero no lo son: la cantidad de automovilistas que circulan hablando por sus teléfonos móviles y los lugares ilegalmente apropiados por frentistas que inducen al error a quienes buscan encontrar un estacionamiento -generalmente utilizando el truco de pintar el cordón de amarillo, lo que además supone daño a un espacio público- son clara muestra de que en Mar del Plata reina la ley de la selva.

Y es bueno que la municipalidad “recupere la calle” y terminé con estas costumbres antisociales que en un caso ponen en riesgo la vida de terceros y en el otro demuestra que el interés individual es muchas veces puesto por encima del común, aunque para ello deba violarse la legislación vigente.

Ojalá no quede en un mero anuncio ni sea, como tantas veces, una moda pasajera para conseguir algún rédito social. Es de esperar que estas sabias medidas sean implementadas con todo el rigor posible y que sean el principio de una política de fondo para ordenar un tránsito desmadrado en una ciudad que pide a gritos que se respeten las normas.

Llevarlo adelante contará, sin duda alguna, con el apoyo de todos.