Después de 182 años Malvinas sigue siendo la causa argentina

Se cumplen 182 años de la usurpación británica de las Islas Malvinas. En el conocimiento de aquél día se basa mucha de la esperanzas en la futura recuperación.

El 3 de enero de 1833, son usurpadas las Islas Malvinas. El comandante Onslow, de la Corbeta Clío, tomó posesión de Puerto Soledad. El día 5, el pequeño buque argentino Sarandí, se retira hacia Buenos Aires. Mientras tanto, luego de haber arriado la bandera argentina de las islas, Onslow, iza la bandera inglesa. Carente de otras órdenes, el capitán inglés abandona Puerto Soledad, y deja en custodia de la bandera, al escocés Dickson.

El día 3 de enero el Tte. Cnel. José María Pinedo, al mando de la Corbeta Sarandí, intenta impedir dicho acto de agresión, pero se ve superado en número. Los piratas (británicos) eran tres veces superior al número argentino, ya que los ingleses que acompañaban a Pinedo se negaron a luchar contra su bandera. Por lo tanto eran solo 14 soldados y otros 10 civiles sin armas. Por ese motivo, Pinedo no tuvo otra alternativa que rendirse.
Por este acto, Pinedo fue sancionado por el Consejo Supremo de Guerra y Marina. Según el art. 41 del Código Naval, todo Comandante de guerra debe defender su pabellón de cualquier superioridad con que fuese atacado, con el mas valor y nunca se rendirá a fuerzas superiores sin cubrirse de gloria en su gallarda resistencia…
Mas allá de la decisión de Pinedo, los británicos en este día pero hace 172 años, nos han usurpado una pequeña pero querida parte de nuestro territorio nacional.

El día 15, llega el buque Sarandí a Buenos Aires. Ese mismo día el gobierno realiza una protesta al encargado de negocios británico, quien niega los hechos.

Una circular del 23 de enero, comunica a las “repúblicas americanas”, el atentado cometido por Inglaterra. La nota produjo un amplio silencio de parte de los países del continente, y el Annual Register de 1833, felicitaba a los Estados Unidos por mantenerse callado, ante las quejas del “débil”.

El 24 de abril, el representante argentino en Londres, Don Manuel Moreno, presentó una queja ante la corona británica, que reiteró el 17 de junio, en una extensa y documentada memoria de protesta.

Este mismo año ocurrió un hecho trágico en las islas, donde dos gauchos, entre ellos Rivero, junto con dos indios inician una sangrienta matanza.

                                   El Gaucho Rivero – ¿Héroe o asesino?

gaucho-riveroEl 26 de agosto de 1833 fue una jornada de espanto en Puerto Soledad.
Tres gauchos, entre ellos Antonio Rivero, y cinco indios, asaltaron las casas de los que habían sido los principales apoyos de Vernet (encargado de las islas hasta la usurpación británica).
El motivo es confuso, pero al parecer se habría producido por problemas económicos. Los revoltosos exigían el pago de sus trabajos en plata y no en papeles.
El cabecilla del grupo era Antonio Rivero y le seguían los criollos Luna y Brasido, además de los indios Flores, Godoy, Salazar, González y Latorre.

Los muertos fueron:

El capitán Brisbane, quien era en ese entonces el representante inglés de las islas y segundo de confianza de Vernet. Recordemos que Inglaterra abandonó las islas luego de haberlas usurpado y no dejó ningún grupo a cargo de la seguridad, en las islas.

Juan Simón era francés y dirigía los trabajos de los gauchos. Rivero y su grupo tenían extrema confianza en él, sin embargo fue asesinado.

William Dickson era el despensero y había recibido órdenes de los ingleses al igual que Simón.

Ventura Wagner era alemán.

Ventura Pasos era un simple ocupante de las islas.

La Población:
No superaba el número de 26, y escaparon a las islotes cercanos por miedo a ser asesinados. Vivieron atemorizados y casi sin víveres durante cuatro meses hasta que la flota británica Challenger llegó a las islas.

Sobre lo acontecido ese día no queda bien en claro el objetivo de la revuelta, pero para algunos Rivero es un héroe, es quien se reveló contra la corona británica y defendió los derechos argentinos. Para otros es un simple asesino. No hay pruebas suficientes para saber que el accionar de Rivero fue heroico, es decir, que la revuelta tuvo por objetivo defender los derechos argentinos sobre las Islas.

Deportado a Inglaterra

Luego de aquel acto sangriento, en el mes de enero de 1834 se hace presente el buque de guerra Challenger, donde se entera de la situación.
Rivero y el grupo restantante fueron enviados a Inglaterra para ser juzgados. Los indios que estaban con él se entregan el 11 de enero. Rivero lo hace el 18 de marzo. Al parecer, el objetivo de ellos era llegar en una embarcación a la Patagonia.
Sobre lo que se declaró en el viejo continente es un misterio. Luego de ser enjuiciados, los enviaron a Rio de Janeiro, para luego regresar (Rivero provenía de la provincia de Entre Ríos) al Río de la Plata.
Lo que hicieron de ahí en mas se desconoce.
Muchos dicen que Rivero terminó combatiendo en Obligado, aunque tampoco hay pruebas concretas.