Los celulares robados ya no podrán funcionar en todo el país

Desde hoy, si un teléfono celular robado o perdido por su dueño fue denunciado no podrá ser utilizado con ninguna compañía ya que quedará bloqueado de manera automática.

Quienes hayan sufrido el robo de su smartphone o simplemente lo perdió, deberá comunicarse desde cualquier teléfono al *910 y al instante el aparato denunciado pasará a integrar una lista de dispositivos móviles denunciados. Así, cuando alguien quiera colocarle una tarjeta SIM se bloqueará de manera instantánea, quedando fuera de servicio.

Con esta medida las autoridades apuntan a reducir la venta de teléfonos celulares robados, un negocio que mueve mucho dinero, ya que se calcula que unos 4 mil aparatos son robados por día en el país, la mayoría en capital federal, y que rápidamente son volcados al mercado negro.

El bloqueo es posible porque los smartphones tienen lo que se denomina IMEI, que consiste en el número de serie que es único para cada aparato, como si se tratara de su DNI.

En Capital se vienen realizando numerosos operativos contra los locales que venden teléfonos celulares sospechados de ser robados. “A los procedimientos se va con personal de Migraciones y si hubiera personas que tienen su situación irregular pueden ser expulsadas del país de manera inmediata”, precisó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en declaraciones a la prensa.

El robo de smartphones en la vía pública es muy común, en especial entre los más chicos y la gente mayor, ya que “es como si tuvieses $15.000 en la mano”, evaluó la funcionaria.