Mercedes Morro: “El Defensor de la tercera Edad es una necesidad”

La candidata a concejal por el espacio “1País” explicó la necesidad de que el proyecto, recientemente presentado en el Concejo, se convierta en una realidad “que espera el 20% de la población”.

Hace años que Mercedes Morro dedica su esfuerzo a luchar por los derechos de los integrantes del sector conocido como Tercera Edad. Desde la Federación “La Voz del Jubilado”, que fundó y preside, ha logrado nuclear a decenas de centros marplatenses y avanza en el reconocimiento de una franja etárea que representa el 20% de la población de General Pueyrredón.

Durante la presentación del proyecto del Defensor de la Tercera Edad

“Debemos preocuparnos por la gente que ha trabajado toda la vida y que hoy no encuentra contención, debemos comprometernos. Desde La Voz del Jubilado estamos convocando no sólo a los adultos mayores sino a los hijos y nietos, para que acompañen y hacer más fuerte el reclamo” sostiene Morro.

Pero no se queda en ese reclamo y va más allá en la lucha por el reconocimiento a los adultos mayores. A través del concejal Héctor Rosso (FR) acaba de presentarse un proyecto, en el que Morro trabajó intensamente durante meses y tuvo el apoyo explícito de la diputada Mirta Tundis: la creación de la figura del Defensor de la Tercera Edad.

“Considerando la incidencia extraordinaria que el sector tiene en la vida social, económica y política de General Pueyrredón es inexplicable que no cuenten con una figura y un área específica donde llevar sus reclamos, problemas e inquietudes” sostiene. “Hace mucho que venimos elaborando este proyecto y espero llegar en octubre a una banca que pretendo poner al servicio de estas y otras cuestiones relacionadas con los jubilados en particular y los adultos mayores en general“.

Con Mirta Tundis forman un equipo de trabajo sin grietas

También desde la Federación se elaboró un Proyecto de Comunicación dirigido al Poder Ejecutivo Nacional y a presentar para su elevación en la Cámara de Diputados, solicitando la puesta en vigencia de lo normado en la Ley 19032, del año 1971, por la que se dispuso la creación del PAMI y la constitución de un directorio integrado por representantes de los jubilados de todo el país.

“Parece mentira que casi medio siglo después no solo no se cumpla con la ley sino que con los propios jubilados, que son los dueños del PAMI, tengamos que estar reclamando por su vigencia” afirma; “eso demuestra la falta de respeto de la dirigencia y la indiferencia de la sociedad frente al avasallamiento de los derechos de quienes entregaron toda su vida a servir al país”.

Lo cierto es que la histórica dirigente de la UTHGRA local se dispone en esta etapa a ponerse al frente de la defensa de los derechos de un sector tan importante como relegado y espera desde el Concejo Deliberante continuar con un objetivo al que ha dedicado gran parte de su vida pública.

¿Los jubilados?…esperanzados.