Sueldos municipales: la bomba “caza bobos” de la sociedad rehén

Por Adrián FreijoOtro mes en el que el municipio tiene que endeudar a todos los marplatenses para afrontar el pago de sueldos. Una situación que solo la miseria política puede sostener.

“La gente es boluda y está en otra cosa” suele escucharse en boca de los políticos. Y, la verdad. cuando uno se entera que el 60% de los sueldos municipales se pagan con descubierto del Banco Provincia con una tasa del 10/15% mensual, en una ciudad en la que todos los servicios esenciales están tercerizados o son ineficientes, no puede dejar de preguntarse si esa afirmación no se corresponde con la realidad.

O más sencillamente...¿para qué nos sirve el municipio?.

La recolección de residuos está tercerizada, el transporte público está tercerizado, el 80% de los balnearios están privatizados, la obra pública -salvo la de poca monta- debe ser invariablemente licitada a privados.

Repito la pregunta…¿para qué nos sirve el municipio?.

Porque lo que no está privatizado…anda mal. Un deficiente servicio de salud, una educación que debe llevarse adelante en establecimientos destruidos, dependencias municipales ediliciamente impresentables, maquinarias obsoletas e inservibles, teatros y bibliotecas deteriorados hasta la vergüenza, un tránsito inmanejable y descontrolado, toda función de control y prevención convertida en grosero aparato recaudador sin política ni procedimiento alguno y un servicio de seguridad consistente en una Policía Local que no sabe siquiera como manipular…una gorra.

Si ni el reloj de la torre del Palacio logra funcionar…

Pregunto, aún reiterativo...¿para qué nos sirve el municipio?.

Lo cierto es que una vez más el gobierno logró salir del paso en el pago de los salarios municipales tras haber obtenido el visto bueno para endeudarse nuevamente con el Banco Provincia, por una millonaria suma de dinero que según se supo, debería ser restituida el 19 de este mes con una tasa de interés del 10%. De no lograrlo, la tasa se elevaría al 15%.

“Tenemos un municipio estructuralmente deficitario, lo que hace muy complejo llevar adelante cualquier gestión. Esto es así desde por lo menos el año 2011 ó 2012”, señaló el Secretario de Hacienda Gustavo Schroeder..

Según dijo, “el nivel de deuda es el mismo de siempre”, dejando así en la nada la reiterada afirmación de Carlos Arroyo acerca de que “hemos achicado a menos de la mitad la deuda heredada”. Otra mentira...¿otro delirio?;  en realidad poco importa.

Por otro lado, Schroeder admitió que en el futuro inmediato el costo salarial de la comuna podría sufrir un nuevo incremento, originado en la activación de la “cláusula gatillo” acordada en la última negociación con el sindicato de municipales.

Más de lo mismo; más justificaciones, más buscar culpables, más lavarse las manos…más de nuestra plata, esa que pagamos por servicios que no recibimos.

Pregunto una vez más, y por favor disculpe el lector la insistencia…¿para qué nos sirve el municipio?.