Vidal analiza sanciones a los jefes involucrados en un escándalo

Redacción – La viralización de videos y fotos referidos a una fiesta policial en la que se observa un  grado de descontrol, y la participación de altos jefes policiales enfureció a la gobernadora.

La cuestión tiene varias aristas que por estas horas han generado un fuerte debate hacia adentro y hacia afuera de la fuerza: ¿tienen derecho los integrantes de la misma, más allá de su rango, a sus momentos de esparcimiento?, ¿es correcto que lo hagan utilizando el uniforme policial, sabiendo el riesgo de que un teléfono indiscreto suba a las redes sociales lo ocurrido?, ¿hay un límite que no debe pasarse cuando se trata de la relación y trato entre jefes y subordinados?, ¿afecta la cadena de mandos y condiciona las medidas que eventualmente deban tomarse una cercanía de semejante frivolidad?.

Todas estas cuestiones, como siempre ocurre, quedan sujetas a miles de interpretaciones y tienen defensores y detractores por decenas; algo de eso se observa ahora en las redes sociales -sobre todo en las que comparten los efectivos de la policía provincial- en las que las posiciones contrapuestas están al orden del día.

Mientras tanto en el despacho principal de la gobernación, una furiosa Maria Eugenia Vidal se hace tan solo una pregunta: ¿es esta la imagen que el gobierno quiere de “la nueva policía” de cara a la sociedad?. Y la respuesta, acertada o no, es obvia…

En las últimas horas se supo que la gobernadora tiene a la firma una serie de disposiciones que pasan por el descabezamiento de la cúpula de La Bonaerense. La única duda que le plantean sus asesores es si la medida debe alcanzar a todos los que aparecen en el video, a los jefes superiores que estaban presentes o tan solo al Jefe de la fuerza, Comisario General Fabián Perroni, al Subjefe Marcelo Seal y a Karina Monsalve de la Comisaría de la Mujer.

Las imágenes que cuestionan en La Plata

En el Ministerio de Seguridad piensan que una sanción general podría generar una seria dificultad operativa y que lo aconsejable es apartar a los máximos responsables.

Lo cierto es que en las próximas horas, antes que amanezca la próxima semana, habrá novedades que dejarán en claro que para Vidal se cumple a rajatabla aquella máxima que sostiene que “la mujer del César no solo debe ser honesta…sino parecerlo”.

Lo que indica que el verdadero baile…recién comenzó.