Vidal disolvió Ferrobaires y los trenes pasan al estado nacional

El gobierno provincial suprimió Ferrobaires y a partir del 15 de marzo próximo los trenes bonaerenses pasarán a ser operados por el Estado nacional. Incertidumbre por la situación del personal.

El traspaso anunciado mediante el Decreto 1100-E que se publicó en el Boletín Oficial de hoy había sido anunciado en julio pasado por el gobierno de la Nación.

Cabe recordar que la dependencia fue creada en 1993 “destinada a desarrollar las acciones necesarias para la recepción y posterior entrega en concesión al sector privado, de las líneas, ramales, servicios, maquinarias, inmuebles, instalaciones y demás accesorios afectados al transporte ferroviario que sean transferidos a la órbita provincial de conformidad con los convenios a celebrarse con el Estado Nacional”.

En este sentido, teniendo en cuenta la transferencia de Ferrobaires al ministerio de Transporte de la Nación, la Provincia consideró que el objetivo que motivó la creación de la UEP, está agotado y por lo tanto carecía de sentido su funcionalidad.

“El patrimonio afectado a la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (FERROBAIRES), (915 millones de pesos) retornará a la administración provincial centralizada”, reza el decreto.

Los servicios que prestaba Ferrobaires fueron suspendidos el 1 de julio de 2016, con el objetivo de “preservar la seguridad de los usuarios y operarios del servicio”, basándose en informes elaborados por la Comisión Nacional de Regulación de Transporte y la Auditoría General de La Nación.

Las evaluaciones de dicho organismo concluyeron que el estado de la empresa era de carácter “crítico”, además de señalar el deficiente estado de las vías y del material rodante.

Si bien la noticia no los tomó por sorpresa, desde el sindicato La Fraternidad mostraron su preocupación por el futuro de los trabajadores, especialmente de aquellos que se desempeñan en ramales que hoy no están operando, como Tandil y Junín.

“Sabemos que algunos compañeros de Mechita y Bragado fueron cesanteados antes del último fin de semana”, contó Jorge Giannone, titular en la seccional de Mar del Plata.

Y agregó que “en el ramal de nuestra ciudad ya se traspasó a bastante gente y, hasta el momento, estamos trabajando en las mismas condiciones que antes; el problema lo tenemos en las líneas en las que no está corriendo el tren, como Tandil, Quequén, Bolívar y Junín”.

“Es una situación bastante crítica para nosotros, hay incertidumbre entre los trabajadores”, dijo Giannone.

Y subrayó que “hasta el momento tenemos 137 compañeros traspasados a Trenes Argentinos, pero hay otros 152 que no”.