Arroyo: “no podemos ser rehenes de un grupo de inadaptados”

En el acto conmemorativo del 9 de julio el intendente afirmó que “esto no va a quedar así” y adelantó que va a ordenar una auditoría. Se anunció que mañana estarán depositados los sueldos.

El jefe comunal criticó la conducta de los trabajadores que, esta madrugada, impidieron la salida de camiones conducidos por empleados municipales. “Iba a salir yo mismo a manejar algún camión”, aseguró.

“Que los grandes valores vuelvan a reinar sobre nuestra Patria, para que no tengamos que soportar que un grupo de inadaptados impida, por ejemplo, limpiar una ciudad” sostuvo Arroyo, quien recordó también que “la empresa de limpieza tiene una responsabilidad financiera, que en el caso de esta licitación es de 120 días. No hay nada que discutir sobre este tema, por lo que yo voy a ordenar una auditoria. Esto no va a quedar así”, advirtió.

La fuerte reacción llega en un momento de acusaciones cruzadas: desde la “9 de julio” se acusa al municipio de adeudar los pagos correspondientes a los meses de mayo y junio, mientras que en la comuna sostienen que la responsabilidad le cabe al gobierno de María Eugenia Vidal que, por problemas administrativos, tiene retenidos fondos de adelantos del gobierno nacional que debieron llegar a la ciudad hace más de una semana. Esta última afirmación fue tajantemente desmentida desde la provincia, que instó al gobierno local a resolver sus problemas sin buscar responsabilidad en terceros.

Lo cierto es que entre imputaciones, frases grandilocuentes y pretendidas soluciones de emergencia, la ciudad lleva tres días con los residuos en las calles y una vez más queda en evidencia la incapacidad de las partes para entender sus dos obligaciones principales: gobernar unos y cumplir con un contrato los otros.

Lo demás es una historia tan vieja como conocida…