En el Día de la Independencia Macri eligió el estilo Pentrelli

Redacción – El ex jugador racinguista consagró el “toco y me voy” con el que explicaba como nadie el secreto del fútbol. El presidente parece haber incorporado el estilo a sus presencias públicas.

Como Luis Pentrelli, gloria de la Academia y de la Fiorentina, Mauricio Macri parece haber hecho carne aquel “toco y me voy” y divide su difícil presente entre ausencias y casi fantasmagóricas apariciones.

Unos 2500 policías lo custodiarán durante su visita, que como se supone será aguardada por varias agrupaciones que repudiarán su presencia.

“La visita de Macri transcurre en un momento en que buena parte de la provincia siente bronca, incertidumbre y miedo y que siente que la economía en su casa está mal y que el próximo año también lo estará. En el país están en esta situación, tres de cada cuatro personas”, informó el Tucumano.com, en base a una encuesta de Roberto Bacman.

El mandatario nacional se trasladará en helicóptero hacia la Dirección de Emergentología del Siprosa, en la zona la Terminal de Ómnibus. Desde allí, luego, se trasladará vía terrestre hacia la Casa Histórica. Tras el homenaje, Macri hablará al país en el tercer patio donde sólo estarán los invitados especiales. En esa área se entonará el Himno Nacional y se descubrirá una placa recordatoria de la visita presidencial.

Si al mejor estilo Néstor y Cristina tampoco concurrirá al Tedeum, en el que será reemplazado por la vicepresidente Gabriela Michetti. Y es que no solo la gente comienza a enojarse por los permanentes ajustes a su economía familiar; la Iglesia no ve con buenos ojos que el presidente haya habilitado el debate por el aborto de una manera que considera al menos frívola. Y los puentes con el Vaticano están cada vez más dinamitados.

Y punto. De la misma forma en que llegó se retirará de la provincia luego de un a estadía que no superará los 60 minutos. Toda una postal del tiempo complicado que vive el mandatario y de la imposibilidad que tenemos los argentinos de aceptar al otro sin agredirlo y de esperar los tiempos electorales si es que queremos producir un cambio de timón.

Don Luis Pentrelli diría que el mandatario entendió a la perfección aquello del “toco y me voy”.

Parece que ni la Patria en su día se salva de la malhadada grieta….