Ay Mauricio, mirá que te avisamos: el peronismo se une y arremete

RedacciónTres días, tres hechos, tres comprobaciones. En diferentes escenarios el peronismo dejó en claro que ya está estratégicamente en marcha y…¿va por todo?.

El peronismo rompió la sesión especial convocada por el oficialismo para quitarle los fueros a Cristina Kirchner. Solo asistieron los senadores de Cambiemos, Carlos Alberto Reutemann y la neuquina Lucía Crexell. El juez Claudio Bonadio había pedido la medida por la causa que investiga el Memorándum con Irán y la detención de la ex Presidenta.

Hace unos días  los bloques de diputados del Frente para la Victoria, el Frente Renovador y parte de Argentina Federal llegaron hoy a un acuerdo para quitarle a Cambiemos la mayoría una silla en el Consejo de la Magistratura. Así, se quedaría con dos lugares sobre los tres representantes de la Cámara Baja, lo que supone un duro golpe al oficialismo en un momento en el que una parte importante de la política argentina pasa por el poder Judicial.

Ahora los intendentes peronistas del Conurbano y el interior bonaerense fueron recibidos por legisladores del kirchnerismo duro y de la bancada que responde a Martín Insaurralde para analizar el presupuesto de María Eugenia Vidal.  Allí definieron crear una “comisión” que llevará adelante las negociaciones con la gobernadora, con el objetivo de morigerar el impacto del ajuste sobre las cuentas municipales. Estará conformada por tres intendentes de la Primera Sección, tres de la Tercera y cuatro del interior. A ellos se sumarán diputados y senadores del bloque del PJ y el de Unidad Ciudadana.

Saben que esta unidad, que recrea la conseguida en el Consejo de la Magistratura, les permite imponer condiciones y lograr los cambios que según ellos eviten el desfinanciamiento de los municipios. “Vidal quiere que el año electoral nos encuentre mendigando partidas y nosotros vamos a demostrarle que el peronismo unido tiene las herramientas suficientes como para complicarle la gobernabilidad hasta límites que no se imagina” decía por estas horas uno de los principales operadores de los jefes comunales en el Senado bonaerense.

Tres hechos diferentes en los que la tan mentada unidad del peronismo apareciò en plenitud. Y tres hechos que no son menores y que pueden condicionar el futuro inmediato de la política nacional: el Consejo de la Magistratura, el fin del fantasma de la cárcel para Cristina y la provincia más grande del país con un presupuesto que convierte a su gobernadora en un rehén.

¿Es qué nadie en el gobierno vio llegar este momento?, ¿puede ser tanta la soberbia -o la ingenuidad- como para evitar que en las altas esferas de Cambiemos alguien advierta que una bomba se está armando bajo sus propias narices?.

Sea por lo que fuese, lo cierto es que el peronismo ocupó con prepotencia el centro del ring y mucho les va a costar a Macri y los suyos revertir una situación que otras veces se ha vivido en la historia argentina. Con un final idéntico en todos los casos…