Cambiemos: desde ahora es “verde que te quiero verde”

RedacciónTras criticar a Daniel Scioli por pintar de naranja los edificios y equipamientos bonaerenses, la administración de Vidal sorprende haciendo lo mismo, pero ahora de color verde.

Uno de los males endémicos de la política argentina es que sus dirigentes suelen repetir, sin solución de continuidad, todo aquello que hasta el momento de acceder al poder criticaban en sus adversarios.

Oficinas de OCEBA

Tal vez por eso la democracia argentina se ha convertido en una instancia de tan baja calidad e incapaz de resolver los verdaderos problemas de la gente. Porque sus representantes viven jugando un juego inentendible en el que los caprichos, el egocentrismo y la mentira ocupan el lugar de privilegio.

A Daniel Scioli quienes hoy gobiernan el país y la provincia lo criticaban ácidamente por pintar de naranja -su color emblema en materia política- todo lo que se le ponía adelante: edificios públicos, patrulleros, motos, aviones, helicópteros etc. Y estaba bien que así fuese, a la gente le parecía obsceno que los dineros públicos se utilizaran en beneficio de las apetencias políticas del entonces gobernador.

Comisaría 1era.

Pero María Eugenia Vidal, entre mohines y languideces, no parece pensar muy distinto que su antecesor. Solo que ahora el verde manzana suplanta aquellos colores y, poco a poco, todo lo que tenga que ver con su gobierno adquiere un tono que pretende denotar esperanza pero que además marca una sutil distancia del amarillo con el que Macri y Larreta inundaron la capital.

Patrulleros

Con lo que debemos concluir que la queja no era porque se dilapidaban fondos públicos en campaña; era solamente porque no les gustaba el color.

Tal vez un día encuentren una tonalidad que los represente a todos y los iguale en logros y trayectorias. ¿Será el marrón?.