Guerra de encuestas: todos los caminos conducen a Bullrich

El ex ministro de Educación lleva varios puntos de ventaja de cara a octubre. La alta imagen negativa de la ex presidente parece limitar sus chances de neutralizar aquella ventaja. Massa tercero.

El primer corte de encuestas para las Elecciones Generales en la provincia de Buenos Aires parece haber confirmado el miedo más grande de Cristina Kirchner: la sorpresiva performance en las primarias de su rival de Cambiemos -por lo menos comparado a lo que venían pronosticando las consultoras- la dejó en una situación complicada de cara a octubre.

Los números son claros: de las 8 encuestas publicadas hasta la fecha, sólo una la da imponiéndose por sobre Esteban Bullrich. A diferencia de la variedad de opiniones que hubo a lo largo de la campaña de las PASO, las encuestadoras parecen haberse puesto de acuerdo en que Cambiemos se impondrá sobre Cristina.

La discusión pasa ahora por qué tan grande será ese margen, que algunas, las más conservadoras, aún mantienen dentro del margen de error de la encuesta mientras que otras la estiran hasta los 5 puntos porcentuales.

Con los datos recabados hasta ahora, el promedio (y el promedio con proyección de indecisos) del Observatorio de Encuestas se encuentra en:

 

De hecho, el resultado de agosto parece haberle jugado en contra a la ex presidenta: no sólo no se cumplió el efecto que logran los vencedores en las PASO -el mismo que ella disfrutó en 2011- de despegarse de sus perseguidores inmediatos, sino que el virtual empate con Cambiemos atizó el componente antikirchnerista de parte del electorado de Massa, dispuesto a cambiar su voto si es necesario para no volver a verla festejar el resultado de una elección.

Es un comportamiento clave del electorado de cara octubre, y algunas consultoras se empeñaron en estudiarlo: la encuestadora Synopsis, una de las que más precisas en sus predicciones para los resultados de las PASO, preguntó a los votantes de Massa y de Randazzo qué tan decididos están en su elección. El 28,4% de los votantes de los potenciales votantes del tigrense evalúan votar a Cambiemos “para que no gane CFK”. En cambio, el porcentaje que evalúa “votar a CFK para que no gane Cambiemos” es de apenas el 6,3%.

Más sorprendente puede resultar aún las respuestas de los potenciales votantes de Randazzo, supuestamente alineados a un peronismo orgánico. El 21,9% de ellos contestó que evalúa votar a Bullrich para que no gane Cristina, y apenas el 10,1% eligió la situación inversa.