La cárcel y el hospital son las sedes de campaña en Brasil

Mientras Lula espera entre rejas la posibilidad de ser candidato, en la cama de un hospital Jair Bolsonaro envía desde sus heridas un mensaje a los millones de electores cansados de la política.

El candidato a la presidencia brasileña Jair Bolsonaro, acuchillado en el estómago el jueves, sigue en estado “grave” y requerirá otra cirugía “grande”, informó este lunes el Hospital Israelita Albert Einstein en Sao Paulo, donde el político de ultraderecha está internado.

“Pasados los cuatro días después de la herida abdominal por arma blanca, el estado del candidato a la Presidencia de la República, Jair Bolsonaro, aún es grave y permanece en terapia intensiva”, precisó el hospital en un comunicado.

Bolsonaro, de 63 años, pasó por una colostomía tras ser apuñalado la semana pasada en Juiz de Fora, localidad de Minas Gerais, y “será necesaria una nueva cirugía de gran tamaño posteriormente para reconstruir el tránsito intestinal y retirar la bolsa de la colostomía”, explicó el cuerpo médico del Albert Einstein, donde el candidato se encuentra desde el viernes.

Sao Paulo, Brasil, AFP-NA.