La lista de cierre de comercios que desmiente lo dicho por Arroyo

Por Adrián FreijoLa lista de comercios cerrados en los últimos meses supera el centenar, y su sola lectura asusta. De cumplirse la afirmación del intendente deberían haber abierto 500 nuevos establecimientos.

Carlos Arroyo afirmó esta semana que “por cada negocio que cierra en la ciudad abren 4 ó 5” y señaló “el cambio de las costumbres y la falta de adaptación de los comerciantes” como el motivo principal de tanta caída, aún en establecimientos tradicionales.

Ocurre que detrás del globalizador e impersonal “muchos cierres” hay nombres propios, personas que quedan en la calle y una visual de carteles ofreciendo locales en alquiles o venta allí donde hasta no hace mucho existía plena actividad.

Le propongo al lector un rápido paneo sobre esos nombres, convertidos ahora en meros recuerdos de lugares que todos conocimos, todos visitamos alguna vez y que además suponían un medio de vida para muchos marplatenses que hoy padecen la angustia de no saber como sigue su propia historia.

Pampita, Taberna Vaska, Mira María, Arrayan, Valeria Novias, harinera Lagomarsino Hnos, Loren’s, Tarantino, Guarjol, Tintorería Roma, Lencería Narciso, Troppo, la casa de los pianos, la legendaria casa de discos AGB, Tito Villanueva, Zeta tres, Oxford, cadenas de panaderías La Unión y Regional, Palito Bombón, Vestite, Tio Andino y Salzano de Güemes, el café Quijote y también el ¿Quien dijo?, Giro Didáctico, kiosko de Rivadavia y La Rioja, zapaterías Valentino y Careva, Gap, Coyote, Fadete, bar Portofino, Sport Service, la Cumbre, Lima diseño, Casa Beige, Tunnel.

En Av. Juan B. Justo: John L Cook, Levi’s, una sucursal de Quiksilver y otra sucursal de Alpine skate y Legacy, todas estas eran boutiques outlets.

En tanto cerraron 50 restaurant y confiterias, entre ellas: Atalaya, Mr. Bean, Es buena, Unidades Turísticas, Universal, los Vascos, Lo de Nino, Espacio Peña, Blu, De Juk Eat, Beer, Centenario, Lodbrok, La Bruja, todos en Mar del Plata.

Hay que sumar ahora los despidos en Carrefour, Havanna, y los problemas de pago en la Boston, seguro anticipo de circunstancias aún más graves.

Hasta el pasado diciembre los Comercios cerrados eran el 5% de Constitución, el 9% de Carlos Tejedor, el 17% de Playa Grande, el 10,62% de Juan B Justo y el 9,33% de 12 de octubre. Hoy estos números se han incrementado y la aceleración del deterioro parece por ahora imparable.

De esta somera enunciación surge que más de 100 comercios bajaron sus persianas, o están por hacerlo, en los últimos meses. Por lo que de ser cierta la afirmación del intendente 400 ó 500 deberían haber abierto sus puertas en el mismo tiempo. 

Nosotros podemos aportar los nombres de los que ya no están…¿puede Carlos Arroyo suministrar los de aquellos que según sus palabras han llegado?.

La respuesta es tan obvia que cualquier consideración sería inoportuna. Solo recordar al Sr. Intendente que detrás de sus temerarias afirmaciones hay muchas familias que atraviesan el desierto del desempleo y una ciudad que no está para mensajes irresponsables ni justificaciones impropias de la seriedad que debe tener un gobernante.

Al que ya ni le pedimos que haga algo por resolver el drama de la Mar del Plata líder en materia de desocupación. Solo le rogamos que se llame a silencio….