Las mil caras del Che: viajes, fotos y rugby en los mejores años

Por José Luis Ponsico (*)En marzo del´55 el Che vivió los Juegos Panamericanos de México como reportero gráfico para Agencia Latina. Fundada en 1952 y a cargo de Luis María Sojit. 

José Luis Ponsico

El periodista y escritor Rogelio García Lupo, antes de su deceso, evocó para Télam aquella tarea de corresponsal del “Che”, fotógrafo a cargo de imágenes, revelado y envíos a Buenos Aires.

“Hacía dos años que estaba viajando por Centroamérica, impactado por revoluciones y contrarrevoluciones”, contó el historiador. “Especialmente, la nacionalista en Bolivia y una que vivió en Guatemala, cuando más tarde recaló en México”, añadió García Lupo en charla con el autor de éstas líneas. Poco antes de su deceso en la Capital Federal.

Rogelio “Pajarito” García Lupo

Otros testimonios cuentan la afición de Ernesto Guevara -lo del “Che” viaje aventurero- por el rugby en peregrinaje. Después de Rosario, lugar nacimiento, residencia en Alta Gracia, Córdoba, por afección asmática y viviendo aquí, en Buenos Aires. En el relato de García Lupo.

Guevara jugó varios años a fines de la década del´40 cuando apenas tenía 22 y con su amigo Carlos “Gordo” Figueroa fundó la revista “Tackle” en 1949, según recopilación de Eduardo Barcelona, periodista e historiador en un trabajo, en recopilación del revolucionario argentino, uno de los artífices de la Revolución Cubana, a fines de los´50.

El Che en la redacción de Prensa Latina

“Lo del “Che” lenguaje suyo en México cuando tenía que identificar a los argentinos que llegaban”, aclaró en la investigación periodística. “Tengo que atender a “los Che” que llegan de allá”, narró a su familia Ernesto Guevara, joven corresponsal, en la reseña.

“El Che intercambiaba correspondencia con “Tita” Infante, su amiga. Habían cursado juntos Medicina y en una de las cartas Guevara cuenta que apenas dormía cuatro o cinco horas por día. Mandaba textos, fotos y hacía hasta el revelado”, reconstruyó García Lupo.

“El rugby otra de sus pasiones, además del espíritu revolucionario americanista y también la fotografía”, afirmó Eduardo Barcelona que publicó un libro hace ocho años sobre Ernesto Guevara.

El Che y otra pasión: el rugby

“Se lo recuerda como buen tackleador”, agrega. “Jugaba en el SIC (San Isidro Club) y más tarde en Atalaya”, evocó el periodista. “Todo indica que meses después en México trató personalmente a Fidel Castro del que sabía el espíritu revolucionario desde el Bogotazo”

El dirigente peronista, historiador tucumano Víctor Francisco Lupo libro “Historia política del deporte argentino” incursiona en vida del “Che” Guevara, corresponsal. “Los Panamericanos disputados entre 12 y 26 de marzo y el joven médico argentino estuvo contratado desde enero de ese año”, escribió hace diez años.

“La Argentina obtuvo 80 medallas y se ubicó detrás de Estados Unidos. En el´55 se consideró una nueva hazaña del deporte argentino que venía de ganar el medallero en los Panamericanos del’51, en Buenos Aires. A los que asistieron Perón y Evita”, destacó el historiador deportivo.

La fotografía: una vocación que nunca dejó

García Lupo recordó que el “Che” Guevara intercambiaba cartas con “Tita” Infante, hermana de Carlos Infante, directivo de Radio Rivadavia´60 y 70. Contó “se ganaba los garbanzos con fotos a niños -“mocosos”, llamaba- que andan en las plazas” decía en su estada en México, marzo del´55″

Agencia Latina creada por el gobierno para “neutralizar” la “hostilidad” a (Juan Domingo) Perón desde agencias extranjeras, permitió al “Che”en el´59 fundar “Prensa Latina” agencia cubana. Con el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti, sumado a la Revolución liderada por Fidel Castro. García Lupo participó en la agencia hace 55 años.

El empresario argentino Pérez Vizcaíno contrató al “Che” en los Panamericanos México, quedó debiendo buena parte del trabajo periodístico por el cierre de la Agencia Latina. Luego de los bombardeos de Plaza de Mayo del 16 de junio de´55, según el relato del ínclito Rogelio García Lupo.

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión