Protesta de taxis: muy cerca del viejo cuento del pastor mentiroso

Recorrieron las calles de la ciudad atronando con sus bocinas, se congregaron en el”protestódromo” (el palacio municipal), gritaron sus consignas y negociaron…algo que ya habían arreglado ayer.

¿Quién puede dudar que les asistía razón en el reclamo?, ¿a quién puede ocurrírsele habilitar de un plumazo a centenares de remises truchos que trabajan por fuera de la ley?, ¿qué consecuencias podían esperarse si un mercado ya de por sí deprimido estallaba de semejante manera?. A nadie….seguramente a nadie podía pasarle por la cabeza semejante delirio.

Y eso mismo fue lo que pasó.

Ayer, 24 hs antes de la protesta, los representantes del gremio fueron citados al municipio para asegurarles que semejante versión carecía de asidero y que de ninguna manera se pensaba ceder a la demanda de los ilegales. Ni ahora ni después.

Satisfechos los techos amarillos corrieron a dar la buena nueva a los suyos, no sin antes comunicar a los sorprendidos funcionarios que por razones de tiempo no podían levantar la protesta (¿¿¿???). Como si no existiesen las redes sociales, los medios masivos o hasta los tradicionales diarios que estarían en la calle antes de la hora de la convocatoria.

Entonces hoy se montó un circo innecesario que, una vez más, tuvo como únicos damnificados a los marplatenses hartos de encontrar cada mañana y por cualquier pretexto las calles cortadas y el caos como compañero. Con todo acordado los “enojados” fueron a las puertas del municipio y se comportaron como si estuviesen corriendo un riesgo que ya sabían que no existía.

La “asamblea” espera “ansiosa” el resultado de las “duras” negociaciones

Ingresaron al palacio y, seguramente luego de un reconfortante café en el que seguramente habrán charlado acerca del partido de la selección o vaya a saber uno de que, retornaron a “la asamblea” con los brazos levantados en triunfo para recibir el arrobado agradecimiento de los suyos. Y se fueron como habían venido…

Para completar el libreto, el Secretario de Gobierno Alejandro Vicente afirmó que “el sector de conductores de taxis vino a respaldar las políticas de este gobierno municipal que realiza controles y combate la ilegalidad de transporte”.

¿No era que iban a protestar?…en fin; alguien tenía que jugar esta mañana el juego de los dirigentes combativos y los funcionarios comprometidos. Y esta vez le tocó a los taxis, que deberán poner en la balanza el riesgo que la próxima vez, y quizás ante una amenaza cierta, nadie les crea; como al pastor mentiroso.

Hasta el próximo circo…