Quilmes confirmó la vuelta de Lucas Ortíz

El escolta que jugó en el “Cervecero” en las temporadas 2012/2013 y 2014/2015 acordó condiciones para regresar al club “tricolor” por un año y es la quinta ficha mayor del conjunto de Javier Bianchelli.

Ortiz, que viene de jugar la Liga Argentina para Temperley (11,5 puntos, 3,9 asistencias y 1,2 rebotes en 29 minutos de juego por partido), se suma a Nicolás Ferreyra, Emiliano Basabe, Omar Cantón y Sebastián Morales. Al equipo le faltan tres fichas mayores: un pivote nacional de recambio y dos extranjeros, un escolta y un ala-pivote.

Para el primero de los puestos había sido ofrecido Pablo Orlietti, el ex pivote de Atenas de Córdoba, La Unión de Formosa y Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, entre otros. Sin embargo, los problemas físicos que sufrió en los últimos tiempos enfriaron el interés quilmeño.

En las últimas horas fue acercado el nombre de Eduardo Vassirani, otro centro de 2,07 metros con pasos recientes por Boca e Hispano Americano de Río Gallegos. Pero ya fue descartado por sus pretensiones económicas.

La búsqueda quilmeña, entonces, se enfocará hacia los dos extranjeros. El deseo de todos es volver a contar con Walter Baxley, quien el último fin de semana se consagró campeón con Olimpia de Paraguay en la liga del vecino país. Los directivos esperaron el final de esa competencia para comenzar las tratativas y las apurarán en los próximos días.

En cuanto al ala-pivote, ya fue descartada de plano la posibilidad de volver a contar con el puertorriqueño Ricky Sánchez. Se hicieron sondeos por otro ex como Ivory Clark, aunque por ahora está lejos de las posibilidades económicas.

De momento, los dos foráneos elegidos se incorporarían al plantel directamente para jugar la Liga Nacional, después de la disputa del Súper 20.

En otro orden de cosas, los directivos quilmeños negocian con sus pares de Instituto de Córdoba las condiciones para liberar al base Martín Cabrera, el elegido para ocupar la ficha de Sub 23 que deja libre Bruno Sansimoni. Es lo único que resta para cerrar esa incorporación, dado que el acuerdo con el jugador y su representante, Luis Villar, está finiquitado.

“La decisión de ceder a Sansimoni a Boca -explicó el dirigente Marcelo Jiménez- fue puramente económica. No hubo otra cuestión. Estábamos muy conformes con él. Pero el dinero que ingresó por su liberación nos dará un poco de aire”.

En el equipo, que puede incorporar un Sub 23 más, seguramente tendrá una participación mayor el alero Juan Esteban De la Fuente, el juvenil de mayor proyección de las inferiores junto a Darío Skidelsky, quien se recupera de una seria lesión y recién podría volver a jugar el próximo año.