Vidal a Arroyo: “2+2=4, corta la bocha, los teatros no pagan”

Otra vez la ordenanza fiscal intentó hacer pagar tasas a la actividad teatral. La gobernadora, lejos de las gestiones reservadas de 2018, puso el grito en el cielo e hizo público su enojo. 

Después de que el sector teatral advirtiera ayer que el municipio les había impuesto la tasa de Publicidad y Propaganda, la gobernadora María Eugenia Vidal le escribió este miércoles una carta al intendente Carlos Arroyo en la que le pidió que “se abstenga” de implementar la medida.

Lejos de las gestiones reservadas e insinuaciones del año pasado, cuando el dúo Arroyo-Mourelle se había empecinado en tomar la misma medida, esta vez la mandataria prefirió hacer público su enojo y  dejó trascender la misiva que en duros términos envió al jefe comunal y en la que le expresa su molestia  “por la situación generada a partir de la modificación de la ordenanza fiscal impositiva vigente que deja sin efecto la exención a los teatros de la ciudad de Mar del Plata del pago de la tasa de Publicidad y Propaganda”.

Vidal asegura que “por segundo año consecutivo el gobierno de la Provincia ha realizado un profundo trabajo intersectorial para que la ciudad de Mar del Plata tenga una buena temporada, buscando generar nuevos puestos de trabajo y fomentando la actividad turística y cultural”.

Menciona que para eso desarrolló el programa Verano en la Provincia, “que presenta tres pilares fundamentales: playas públicas equipadas, accesibles y gratuitas; promoción del consumo mediante descuentos y acuerdos sectoriales y oferta cultural gratuita y complementaria con la ya existente en la ciudad”.

“El programa apunta a lo que todos los marplatenses y bonaerenses deseamos: que cada vez más personas elijan visitar Mar del Plata durante todo el año”, agrega.

En esa línea, “la industria teatral cumple un lugar central en el desarrollo económico de la ciudad; es una significativa fuente de empleo de manera directa para el propio sector y de forma indirecta sobre muchos otros vinculados”, apunta la carta.

Según Vidal, la modificación normativa que implementó el municipio “atenta contra el buen funcionamiento turístico y económico de la ciudad”.

“La implementación de tal medida a mitad de la temporada –advierte– afecta la promoción de la industria del espectáculo y genera incertidumbre en un sector al que necesitamos pujante y creativo como viene siendo hasta ahora”.

La misiva finaliza con un pedido concreto: “Frente a esta situación y teniendo en cuenta el esfuerzo que venimos haciendo, le solicito se abstenga de implementar medidas que atenten contra el normal desarrollo de la actividad teatral y arbitre los medios para mantener la situación tributaria que el sector teatral ha tenido históricamente”.

En el popularizado lenguaje de Ivo Cutzarida le estaría diciendo>: “dos más dos son cuatro, la tierra es redonda, corta la bocha y anda a cobrarle a Magoya”.

Ahora la pelota está en el campo del caprichoso escudero y el intendente de la triste figura: ¿aceptarán la “recomendación” de Vidal o una vez más elegirá el camino del enfrentamiento, aún sabiendo que el HCD volverá a rechazar la pretensión recaudatoria?.

Porque de insistencias y fracasos….los dos la saben lunga.