Hugo Sangorrin el gladiador de Kimberley 70 y un momento delicado

Por José L. Ponsico *Hugo Sangorrín, una parte de la historia del fútbol marplatense y del club Kimberley, y un mal momento en el que deberían aparecer los amigos de siempre.

José Luis Ponsico

El llamado llegó del colega y amigo de tantos años Armando Raúl Fuselli: «Está mal Hugo Sangorrin. Cercano a los 80 años con su salud quebrantada» dijo. Y añadió: «Para colmo quizá por la misma razón de los años la esposa arrastra una enfermedad de las graves y todo el mal momento repercute en una cuestión económica».

Las causas marcan un destino en los que fueron figuras del rico fútbol marplatense de los 60 y 70. Hugo desde sus comienzos en Once Unidos a fines de los 50 con 17 años es uno de ellos. Del selecto grupo de los inolvidables

En 1962 Kimberley adquirió a Sangorrin el 8 clásico y con el viajó del club del norte de la ciudad al verdiblanco el zurdo Bocha Gonzalves. Un 11 de fino juego. Variante local del célebre Gonzalito en Boca.

Kimberley ganó el torneo del 62 con un equipo inolvidable. Saseta, Bonomi, Leccese, Gomenzoro, Lazaleta,Raimondi, Barreiro, Sangorrin, Domingo Rodríguez, Tunessi y Gonzalves.

El Peludo Barreiro y Sangorrin viajaron a Ñuls. El rojinegro ganó el ascenso en el 61 pero el Tribunal de Penas de la AFA probó una incentivación en la parte final del certamen de la B y descontó diez puntos al club que lleva el apellido del británico Newell.

Hugo Sangorrín

Sangorrin y Barreiro no se afirmaron. Ñuls transfirió a los tres mejores: Federico Sacchi y Anacleto Peano a Racing y por otro lado a Jorge Solari a Velez.

Los marplatenses volvieron. Kimberley tuvo en el juego elegante del tucumano Domingo Rodríguez ex River y Atlanta y titular del Juvenil que ganó en Chicago el Panamericanos del 59. Junto al ex Argentinos Jrs. Tunessi, otro futbolista con clase.

Por entonces llegaban el rosarino René Esteban Sosa a San Lorenzo local de pasado también en Newell s y el cordobés Modesto Benítez con un corto paso por San Lorenzo de Almagro.

Mar del Plata, en la necesidad de ascender de Talleres del Puerto, tuvo a otro talento en los albores de los 60. El tucumano Arnedo, otro que la tenía atada. Habilidoso, cerebral, cabeza levantada como el Cabezón Sosa.

El fútbol local se enriqueció. Sangorrin alguna vez opino «Si tenés cinco o seis que juegan el fútbol es contagio. Mar del Plata en los 60 y 70 tuvo excelentes futbolistas».

Su reconocimiento llegó al Club Alvarado 1967. «El ejemplo de Alvarado un espejo del mejor fútbol local enriquecido por los que llegaron» opinaba.

Sangorrín, vistiendo la roja de la selección marplatense, junto a «O Rey» Pelé

Evocaba aquella expresión de pibes de Alvarado sub campeón en el 67. Jorge Olguin. Alejandro Lofredo, el Torito Palacios adquirido por Boca en 1970. Sin olvidar al Toto Roldán.

Sangorrin llegó a la selección marplatense en tiempos que una gloria del fútbol «grande» ocupaba la dirección técnica en el 65: el inolvidable «Mazorquero» Juan Manuel Romay. El 9 de Independiente en la última etapa de Vicente Capote De la Mata el 8 de la gambeta infinita ya grande en el 48/49.

Hugo columna vertebral en Kimberley 70 equipo que formó otra gloria en el puesto de 5. Inolvidable «Turco» Roberto Saba. Pintoresco personaje

Saba llegó a Independiente de Avellaneda. Comienzos de los 50. Paso por Peñarol de Montevideo tiempos del «crack» el Pepe Schiaffino glorioso 10 de Uruguay en la épica del Maracanazo. Domingo 16 de julio 1950.

Se desprende que Saba influyó en el juego de Sangorrin. Lo hizo más completo. «Corría mejor la cancha. Jugaba más ordenado» pintó siempre. Hugo le pegaba bien en media distancia. Algo que valoraba Saba cuando Kimberley tocó el cielo con las manos. Aquel 5 a O a Independiente en la primavera del 70. (Tiempo de la foto principal, en la que Sangorrín aparece parado, tercero desde la izquierda).

El verdiblanco formó con Ucha. Luis Fortunato, Leccese, José Gallego Diez, Sangorrin, Costantini, Ramírez, Malleo, Valiente, Davino y Catalano.

Santoro, Monges y Pavoni: la defensa roja que sufrió ante un Kimberley imparable

El rojo tenía siete u ocho integrantes de distintos seleccionados. Santoro, Monges, Pavoni, Commiso, Raimondo Semenewicz, Bernao, Pastoriza, Yazalde, Maglione y Tarabini.

Santoro, Pastoriza, Bernao, Yazalde y Tarabini en la nacional. Idalino Monges en la selección de Paraguay y Ricardo Pavoni selección de Uruguay.

Esa tarde lució Hugo Sangorrin una síntesis de Pipo Rossi. Palito Balay y Antonio Ubaldo Rattin. Con 1.75 de estatura y el corazón de un gigante.

Hoy el viejo gladiador necesita la ayuda del rico fútbol marplatense. Vive un mal momento junto a los suyos.

* Columnista de La Señal Medios. Libre Expresion y Mundo Amateur

Fotos gentileza de: historiadelfutbolmarplatense.blogspot.com