La historia de Agustín Núñez, el marplatense que lidera la selección italiana de hockey

Es el capitán del equipo nacional italiano y hace goles en Europa desde hace 12 años. Primero jugó en España y después se instaló en Bélgica, donde vive con su mujer, la marplatense Paz Macció, jugadora de la primera división belga. 

En el 2008 se fue a España para jugar en un club de las Islas Canarias y en simultáneo surgió la posibilidad de vestir la camiseta de la selección italiana, equipo en el que hoy es el capitán. Logró el ascenso con su club y continuó creciendo como jugador hasta que lo contrató un equipo de Madrid para seguir trazando su camino en la Liga Nacional Española. Pero cambió de rumbo cuando, a través de un entrenador español, apareció la oportunidad de mudarse a Bélgica.

A la hora de recordar sus comienzos fuera del país, el delantero argentino demuestra que ya tenía en mente la idea de emigrar: «La primera vez me fui por tres meses. Fue una experiencia positiva, ascendimos, hice muchos goles y después volví a ese club. Desde el día que me fui, sabía que me iba a seguir yendo. Siempre supe que quería más. Me quedé en Canarias hasta que me fichó un club de Madrid para pelear el campeonato». Y ahí llegó el desafío de volver a cambiar de aire.

«No esperaba terminar en Bélgica. Es todo lo contrario culturalmente a lo que estamos acostumbrados los argentinos o los latinos», reconoce después de nueve temporadas en la Liga belga desempeñándose como jugador y trabajando como entrenador. En la tierra de los campeones mundiales y subcampeones olímpicos de la rama masculina, Agustín comparte sus días junto a su mujer, María Paz Macció, la jugadora marplatense que compite en la máxima categoría del hockey femenino de Bélgica. «Por suerte los dos podemos disfrutar del hockey, trabajar full time en eso y dedicarnos a lo que nos apasiona», remarca.

Sin romper el vínculo con su país natal y siempre comprometido con el hockey local a través de sus clínicas que se perfeccionan cada año, Núñez habla con orgullo de su desafío con la selección italiana desde hace 12 años. En ese sentido, asegura: «Ser el capitán de la selección italiana es un compromiso y una responsabildiad que la tomo con mucho gusto. Soy un fanático del hockey y lo vivo de una manera positiva y constructiva para que el equipo llegue a lo más alto. Estamos en nuestro mejor momento en el puesto 23 del ranking mundial. Dimos un gran salto. Hay futuro con la selección italiana y todo eso motiva a seguir entrenando. Tengo 34 años y el compromiso de todo el equipo es muy grande».

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas, Agustín Núñez narró los pormenores de su intensa trayectoria con el hockey en el exterior y habló de sus sensanciones de inmigrante con la premisa ineludible de volver cada verano para volcar toda su experiencia en la Clínica para chicas y chicos de Mar del Plata que se desarrolla desde hace nueve años en el Estadio Panamericano de Hockey.

Escuchá la nota completa: